La foca monje

foca monje

La foca monje o Monachus monachus es una especie de mamífero pinnípedo de la familia de los fócidos, una de las más raras que existen. Se encuentra en grave peligro de extinción.

Hábitat:

Normalmente se encuentra en áreas costeras de difícil acceso y alejadas de la presencia humana.

A menudo se agrupa y busca refugio en las grutas marinas, cuyas entradas se encuentran bajo el agua. En el pasado, cuando sus poblaciones eran más numerosas, también ocupaba las playas de arena.

Antiguamente se distribuía, en nuestras aguas, por todo el litoral mediterráneo y canario. Las poblaciones españolas han ido desapareciendo, de modo que en este momento únicamente es posible localizar a un par de individuos en las Islas Chafarinas.

Hoy subsisten diversos ejemplares en Turquía, Grecia, Madeira y Mauritania. No forman colonias estables debido a la gran dispersión en la que se encuentran estas focas. En la península de Cabo Blanco (Sáhara OccidentalMauritania) subsiste la última gran colonia de focas monje, descubierta en 1945 por el naturalista español Morales Agacino. La colonia está cifrada en unos 200 ejemplares, de un total mundial estimado en unos 500 individuos.

Descripción:

La foca monje tiene el cuerpo robusto, la cabeza redondeada y las extremidades cortas y provistas de unas uñas de reducido tamaño. El macho mide unos 308 cm y pesa 340 kg; la hembra mide unos 290 cm y pesa 300 kg.

El pelaje es oscuro (de color gris o marrón) en las partes superiores y blanquecino en el vientre. La coloración suele variar en un mismo individuo con la edad. En general, los recién nacidos y los machos dominantes suelen ser prácticamente negros, aunque algo manchados de blanco por debajo

Causas por las que peligra su existencia:

La amenaza más importante para las poblaciones de foca monje está representada por la destrucción de su hábitat provocada por la urbanización del litoral y el desarrollo del turismo masivo.

Otras causa son la contaminación y la sobrepesca. Esta ultima reduce los recursos disponibles para la alimentación de las focas.

Medidas de conservación:

Se han realizado muchas reuniones internacionales dedicadas a la conservación de la foca monje, pero los avances han sido escasos.

La medida de conservación más efectiva es el establecimiento de reservas integrales en las colonias de reproducción en las que no se permite el acceso de personas para evitar molestias a las focas y se prohíbe la pesca para que dispongan de alimento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s